Edición Numero 1607
Home | Acerca de | Suscribir | Premios | Contactenos | Legales
VisualNews HyperData BIZ | VisualNews HyperData TIC | Columnas de Opinion
 Videos HyperData | Semaforo HyperData
En Facebook: www.facebook.com/mario.pincus
En Twitter: @visualnews @HyperDataMedia @MarioPincus
En LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/mario-noe-pincus-volin-20238a1

Director General
Mario Noe Pincus Volin

En el Recuerdo
Carolina Volin de Pincus


 

Sistema de racionamiento en crudo asistido CookMaster

  A partir de la incorporación de la mirada de la Sustentabilidad en el modelo de gestión Cook Master entiende que el éxito de su negocio debe estar enmarcado en una estrategia integral, buscando y persiguiendo que el crecimiento de la empresa promueva un equilibrio entre la rentabilidad, el desarrollo social y el impacto ambiental.

Dentro de las distintas prácticas orientadas a la sustentabilidad llevadas adelante por la empresa, el presente caso muestra cómo el “Sistema de racionamiento en crudo asistido” creado por Cook Master, resulta una respuesta efectiva que permite brindar con eficiencia el servicio que debe prestar la compañía y al mismo tiempo atender a dos problemas centrales que cruzan al servicio penitenciario argentino: la alimentación y la preparación para la reinserción laboral de los internos. En este sentido, se lo considera una solución integral, porque además de ser una propuesta eficiente que promueve buenas prácticas nutricionales y garantiza la inocuidad de los alimentos y el control de la calidad sanitaria de los mismo, brinda segundas oportunidades a través del empleo y la educación.

Para lograr que el racionamiento en crudo asistido tenga una mirada de triple línea de resultados económica, social y ambiental, Cook Master desarrolló distintos programas.

Por un lado, el Programa “CREER”, que impulsa la integración o reintegración de personas que estuvieron en un contexto de encierro a la sociedad y, por otro lado, el Programa “Educar para el trabajo” a partir del cual se organizan las capacitaciones en distintas áreas de la alimentación. Es así como, alimentación e inclusión social son trabajados desde una mirada sustentable e integral y se relaciona directamente con su modelo de negocio.

Una solución alimentaria sustentable en el servicio penitenciario.

Contexto

En las cárceles, se visualiza una cantidad ilimitada de factores que inciden de manera negativa en la salud de las personas en situación de encierro. Hay condiciones de sobrepoblación y hacinamiento, a veces difíciles de controlar, que facilitan el desarrollo de enfermedades.

Un gran porcentaje de la población proviene de áreas marginales, cuyas condiciones están enmarcadas en una cultura caracterizada por la pobreza, el desempleo, la violencia, las adicciones, y la inasistencia alimentaria y sanitaria.

Un denominador común de los problemas de salud en el ámbito carcelario es netamente nutricional. Esto se debe a la monotonía alimentaria: la alta dependencia de unos pocos productos básicos (trigo, carne vacuna, aceite de girasol, papa) y la escasa variedad de alimentos y comidas.

La demanda alimentaria en el ámbito carcelario en el país se encuentra compuesta por los internos y los agentes penitenciarios. Para 2015 en la Argentina, se contabilizaban unas 69.060 personas presas, siendo en su mayoría detenidos de la Provincia de Buenos Aires por un total de 34.079, lo que corresponde al 58,1% de la población carcelaria a nivel país.

Más del 80% del total de las personas presas en Argentina se concentran en los Servicios Penitenciarios de cinco provincias (Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Santa Fe y Salta) y en el Servicio Penitenciario Federal.(1)

La prestación alimentaria (desayuno, almuerzo, merienda y cena) de agentes penitenciarios en Buenos Aires se estima que alcanza a 4.617 personas.

Cook Master

Es una empresa de origen familiar, líder en alimentación y servicios de consultoría alimentaria que ofrece soluciones en sistemas de alimentación a grandes comunidades, bajo la premisa “toda persona tiene derecho a una alimentación saludable y de calidad”.

Su actividad más importante la lleva a cabo en el Sistema Penitenciario Bonaerense, aunque también extiende sus actividades dentro de otros contextos complejos como escuelas y hospitales. Los clientes más importantes de Cook Master son los ministerios, secretarías y organismos en general de los distintos distritos estatales, nacionales, provinciales y municipales.

Cook Master se define como una empresa joven e innovadora fundada en el año 2003 por Nicolás Lusardi. Desde entonces, la empresa fue rediseñándose y adaptándose hasta llegar a ser lo que es hoy. Para 2017, Cook Master ya había brindado su servicio a más de 32.000 personas de manera diaria, la estructura interna le permitió abastecer dicha demanda ya que cuenta con más de 134 Establecimientos, 9.000 Mts2 de Plantas de Elaboración y Producción, 5.000 Mts2 de Cocinas y Centros de Distribución. El trabajo es realizado por más de 787 Colaboradores, 265 Empleados directos y 522 Trabajadores indirectos de Organismos del Estado.

Cook Master y su modelo de negocio

En sus orígenes, como emprendimiento, Cook Master entendía que debía satisfacer a un grupo de interés: los accionistas, otorgando rentabilidad a través de la eficiencia en costos.

Pero a medida que fue creciendo, el foco en la eficiencia en costos y rentabilidad, comenzó a modificarse ya que se estaba perjudicando a otro grupo de interés también de importancia para su negocio: los clientes.

Fue así cómo surgió la calidad como un tema fundamental para la empresa. Se comenzó a trabajar para que atraviese toda la compañía y termine consolidándose como modelo de gestión. Bajo esta modalidad, se consiguieron certificaciones de calidad como la ISO 9001.

Es importante destacar como hito, la certificación de calidad de la Cocina de los Internos de la Unidad Penitenciaria 48 de San Martín, la primera certificación a una cocina a cargo de internos privados de su libertad en Latinoamérica.

Luego de establecer a la calidad como el modelo de gestión de Cook Master para dar respuesta a los clientes, se comenzó a percibir que había más grupos de personas que se veían impactadas por su operación. En ese momento, comprendió que necesitaba primero identificar sus impactos sociales, económicos y ambientales, y las personas o grupos involucrados en cada uno de ellos para luego poder gestionarlos. La ISO 26.000 fue el primer marco que utilizó para incorporar la Responsabilidad Social Empresaria como modelo de gestión a lo largo de toda la organización, permitiendo así promover un equilibrio entre rentabilidad, desarrollo social e impacto ambiental.

Al incorporar la mirada de la sustentabilidad, también redefinió el sentido del éxito del negocio incorporando un nuevo propósito: “que toda persona tenga derecho a una alimentación saludable y de calidad”. Esta definición resulta especialmente importante y sensible en relación a las poblaciones de alta vulnerabilidad social que atiende cotidianamente, como son las personas privadas de su libertad, personas internadas en hospitales y niños en escuelas públicas. Es en este cambio de perspectiva y de gestión que Cook Master desarrolló un servicio nuevo de alimentación en cárceles llamado el Racionamiento en crudo asistido, que propone una solución integral, además de ser más eficiente en costos, y promueve la inclusión y el desarrollo humano en función de la generación de empleo para los internos.

Los distintos servicios de alimentación en cárceles

Este sistema permite que la empresa a cargo del servicio controle los procesos de elaboración de comidas y este a cargo de supervisión de las instalaciones, equipos y útiles, y en los aspectos fundamentales del procesado y tratamientos.

El Sistema de racionamiento en crudo asistido, consiste en una solución integral que comprende desde el análisis y la planificación de los menús,
el abastecimiento y almacenamiento en la Unidad Penitenciaria, hasta la provisión diaria de la materia prima necesaria para preparar las raciones de almuerzo y cena en cada cocina.

El servicio cuenta con personal de Cook Master a fin de contribuir a adoptar las medidas necesarias para garantizar la inocuidad y salubridad de los alimentos en todas las fases de la cadena alimentaria, con la finalidad de destrucción de agentes contaminantes, protección y prevención.

Se asigna toda una estructura de división de tareas y responsables a lo largo del proceso, en el que la formación y transmisión del conocimiento es la clave para el pleno desarrollo del sistema. Se capacita en las buenas prácticas de manufactura y en las correctas técnicas de cocción y elaboración a las personas, a fin de lograr un óptimo aprovechamiento de la materia prima.

Con el servicio de racionamiento en crudo asistido Cook Master puede promover una mejor nutrición y salud. Este sistema permite generar propuestas de alimentación integrales que se basan en la combinación de los distintos grupos básicos: lácteos, carnes rojas y blancas, huevos, vegetales, frutas variadas, cereales, pan, azúcar, dulces, aceites y grasas. El racionamiento en crudo asistido plantea un menú con 40 o 50 alimentos de diversos ingredientes que se combinan de diferentes formas a lo largo de una semana, brindando así, una variedad en la dieta alimentaria. Por otra parte, esta modalidad tiene otra gran ventaja vinculada a la salud alimentaria ya que permite atender las necesidades de la población que requiere regímenes especiales comodiabéticos, hipos calóricos, hiper proteicos, blando gastrointestinal, entre otros.

El cambio que Cook Master genera en las cárceles, al implementar propuestas alimentarias integrales, no sólo aporta mejoras en la nutrición de las personas, sino que también desde una mirada simbólica desde lenguaje, en cómo las personas que están privadas de su libertad perciben a la comida. Esto se ve reflejado en un testimonio proveniente del Complejo de Campana, donde se modificó la manera de percibir la comida por parte de los internos del penal, ellos mismo se referían a la “comida” con la palabra rancho”, no la consideraban una instancia importante en la vida cotidiana y la relacionaban más a una mezcla de alimentos. Gracias al nuevo sistema implementado por Cook Master, se generó una internalización y cambio de mirada respecto a la manera de, no solo comer, sino desde el lenguaje mismo (una cuestión cultural más profunda). Tan fuerte y profundo fue este trabajo, que los internos comenzaron a referirse a la comida ya no más con la palabra “rancho”, sino, como es debidamente nombrada y por lo que Cook Master trabaja (4).

En el año 2015, Cook Master realizó el servicio aproximado de 6.162 raciones diarias en la órbita del Servicio Penitenciario Bonaerense, 2.726 beneficiarios de racionamiento en cocido y 3.436 beneficiarios bajo la modalidad de racionamiento en crudo asistido, que representan el 15,9% del total de la demanda del Servicio de alimentación en dispositivos carcelarios del sistema provincial. De ellos, 5.158 son población carcelaria y 1.004 personal penitenciario. La población restante, 28.921 internos y 3613 agentes penitenciarios, en la actualidad recibe prestaciones alimentarias “por administración”, es decir, abastecimiento directo por parte del estado.

Para la modalidad “Directo” no se han incluido costos indirectos como: equipamiento, mantenimiento preventivo y correctivo de las instalaciones de cocina, logística, capacitación, etc. Además, se ha caracterizado por ineficiencias en el control de recepción, en la regularidad de la provisión, en la poca planificación que resulta en una provisión irregular de insumos en cada dispositivo, todos estos costos ocultos no pueden estimarse estadísticamente. No obstante, los numerosos casos de desabastecimiento, la baja calidad de los alimentos, la práctica arraigada de la provisión de víveres por parte de las “visitas” de la población carcelaria, que se observa con regularidad en las unidades abastecidas con esta modalidad, son otros factores que es importante considerar sobre esta modalidad.

El servicio de abastecimiento directo no garantiza ni condiciones de seguridad alimentaria ni buenas prácticas nutricionales. Por otra parte, la modalidad de “Cocido y Catering”
permite alcanzar el objetivo planteado, pero a un costo superior al 56,4% a la modalidad del racionamiento en crudo asistido.

En el caso del catering diferido y Cook&Chill hay también dificultades y riesgos adicionales, entre otros: el mantenimiento en caliente para el catering diferido requiere que durante el transporte no haya un decaimiento térmico; en caso del sistema de Cook&Chill la regeneración térmica requiere de una “cocina de acabado” dentro de las instalaciones penitenciarias, y un equipamiento costoso para asegurar la regeneración, lo que no guarda una relación costo-beneficio conveniente.

Haciendo un análisis integral entre las distintas prestaciones de los servicios y los costos asociados, se observa que el servicio de racionamiento en crudo asistido es una propuesta integral con mayor eficiencia económica.

El racionamiento en crudo asistido: Una propuesta inclusiva y responsable

En Cook Master se entiende que igualdad de derechos significa también, aunque parezca una obviedad, condiciones dignas de privación de la libertad. Posibilidades de educarse, de trabajar, de tener un espacio donde desarrollarse.

Por ello, la propuesta del servicio de racionamiento en crudo asistido, se considera una solución integral, porque además de ser una propuesta eficiente, que transforma la alimentación, busca brindar segundas oportunidades a través del empleo y la educación.

Un caso de empleabilidad se puede ejemplificar con la alianza con la Fundación Espartanos, en la contratación de un “Espartano”, un liberado que participaba en sus programas. La Fundación Espartanos busca bajar la tasa de reincidencia delictiva promoviendo la integración, socialización y acompañamiento de personas privadas de su libertad a través del rugby, la educación, el trabajo y la espiritualidad en las unidades.

Si bien se llevó a cabo esta alianza, la experiencia no resultó como se esperaba. Al principio hubo cierta frustración ante ausencias sin justificativos, falta de respuestas ante los distintos llamados y poca voluntad para una reunión personal.

La primera experiencia sirvió para que se evaluara la situación y que se entendiera que, si bien la posibilidad de una propuesta concreta de trabajo es una excelente oportunidad para las personas liberadas tras cumplir su condena, este proceso implica un involucramiento mayor aún, el cuál debe incluir el entendimiento de las necesidades del otro, su contexto, no dar nada por sentado y ponerse a la par del otro, para juntos aprender cómo llevarlo adelante. Para no fracasar en el proceso, era necesario tener un plan de acompañamiento y seguimiento especial.

Es así como surge el programa CREER, que impulsa la integración o reintegración de una persona que estuvo en un contexto de encierro a la sociedad. El proceso de reinserción laboral incluye instancias de orientación, formación ocupacional y seguimiento una vez que la persona obtiene un trabajo formal.

El programa incluye una evaluación socio-ambiental para analizar el compromiso familiar con la propuesta laboral, entrevistas individuales a cargo de un médico psiquiatra, evaluaciones psicotécnicas por psicólogo y psiquiatra, capacitación del nuevo colaborador a cargo del responsable del área, selección de un mentor para la supervisión, acompañamiento, y seguimiento del colaborador ingresante, jornadas de sensibilización para el personal de la Empresa para generar una mirada cada vez más inclusiva, entre otros.

El programa apunta a que cada persona que tenga la oportunidad de insertarse en el ámbito laboral, comprenda la importancia de ser responsable y todo lo que implica sostener un empleo formal.

Además del programa C.R.E.E.R, se desarrolló el programa Educar para el Trabajo, donde se trabaja con organismos públicos, instituciones y organismos sociales en la implementación de capacitaciones en distintas áreas de la alimentación. El programa busca que toda persona que interviene en la elaboración de alimentos adopte buenas prácticas de manufactura.

Así se brinda educación para el trabajo, dándoles herramientas a los internos que participan en la elaboración de los servicios, para que puedan tener una segunda portunidad.

El programa ofrece 3 talleres: Taller de Seguridad e Higiene, Taller de Manipulación de Alimentos y Taller de Técnica Gastronómica. Participaron del programa más de 350 personas en el programa, se brindaron más de 40 horas de capacitación por asistente y se desarrolló en 15 unidades penitenciarias.

El Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires destacó a Cook Master como ente capacitador para el Dictado de Cursos para Manipuladores de Alimentos.

También con foco en generar oportunidades a través de la educación: Cook Master inauguró la primera Escuela de Gastronomía en la Unidad Penitenciaria 46 Complejo San Martín. En alianza con el Servicio Penitenciario Bonaerense y el Instituto Superior Mariano Moreno se brindan las carreras de Cocinero, Maestro Pastelero y Panadero Profesional. Están disponibles a toda la población carcelaria de hombres y mujeres del Complejo con la participación de 300 internos por carrera.

Cook Master entiende que trabajar en alianzas es el camino para potenciar el trabajo y lograr mejores resultados. Por ello cuenta con alianzas con diversas fundaciones y organizaciones como Espartanos, Fundación Franciscana, La escuela superior de gastronomía, Manos en acción Patronato de Liberados, Pescar, CIPPEC, Conin Pilar.

En este camino hacia la sustentabilidad, además de buscar un modelo de negocio que sea inclusivo y genere oportunidades, Cook Master está transitando un camino para analizar y gestionar sus impactos ambientales.

Para ello, para el servicio de racionamiento en crudo asistido, identificó buenas prácticas ambientales y desarrolló una matriz de impactos para el proceso de elaboración teniendo en cuenta el consumo de agua, el consumo de energía, efluentes y desperdicios sucios y contaminantes y reducción reutilización y reciclaje de desperdicios y residuos. Llevó adelante la identificación y evaluación de los impactos ambientales de la empresa con la planificación de mecanismos para la reducción de los mismos.

Al implementar una adecuada gestión ambiental, tomando como base las Buenas Prácticas ambientales identificadas las mejoras no son sólo ambientales, sino que también económicas y sociales, ya que no sólo se elimina y/o minimiza los impactos al ambiente, sino que repercute en beneficios económicos por la reducción de costos, y en beneficios sociales, por la mejora de la calidad de vida de toda la población estable y temporaria de los establecimientos penitenciarios del S.P.B. La sensibilización, en temas de sustentabilidad de la población de internos alojados y del personal afectado al servicio de cocina con un fuerte programa de capacitación, es también fundamental para la mejora de la gestión (6).

Factores de éxito del servicio en cárceles

Se considera al servicio de racionamiento en crudo asistido como un caso de éxito porque:

• Es una solución integral que transforma la alimentación en cárceles, con eficiencia en costos, gestión ambiental y actividades de inclusión.
• Es un modelo replicable, a medida que crece el negocio se potencian los impactos positivos.
• Es una solución innovadora que va ampliando su alcance. Se incorporaron bajo esta modalidad los Complejos de Florencio Varela (6.000 cápitas) y Magdalena (4.000) según las posibilidades presupuestarias– Cook Master, con su modelo de gestión sustentable, alcanzó la totalidad del Complejo de Varela y la Unidad 36 del Complejo Magdalena.
• Se trabaja en alianzas potenciando el impacto (convenios con el Sistema Penitenciario Bonaerense, Espartanos e Instituto Mariano Moreno) para la re-inserción, con aprendizajes continuos.
• Se promueven nuevas iniciativas como una Escuela de Gastronomía en una unidad.

Desafíos

Los desafíos que se visualizan son los siguientes:

• Expandir el programa C.R.E.E.R: el programa llegó a una maduración donde la estructura permite su ampliación, hay que seguir trabajando para llegar a más lugares y así a más personas. De esta manera podremos generar una optimización del programa y generar mayor impacto.
• Conformar una red de trabajo interdisciplinaria con los diferentes actores que trabajan en el ámbito carcelario para articular las acciones de cada uno en pos de trabajar en la reinserción social.
• Generar emprendimientos socio-productivos que permitan mejorar la realidad social de las personas liberadas y sus familias.

A modo de cierre

A partir de que Cook Master decidió incorporar a su modelo de gestión una mirada hacia la sustentabilidad, logró una internalización y comprensión de la importancia que tienen todos sus grupos de interés en su cadena de valor, además de redefinir el sentido del éxito del negocio hacia la premisa de “que toda persona tenga derecho a una alimentación saludable y de calidad”.

Entendiendo la importancia de involucrarse responsablemente en el complejo contexto en el que desarrolla su labor, encontró en el Sistema de racionamiento en crudo asistido una propuesta innovadora, inclusiva y responsable, que permite el crecimiento de la empresa y de las comunidades en las que trabaja.


Video (pulse con el mouse sobre la imagen)

 

Copyright (c) 2018 Mario Noe Pincus Volin - HyperData Media
HyperData | HyperData Media | VisualNews | VisualNews HyperData
Una Nueva Manera de Ver las Noticias | El Punto en la Noticia
son Marcas Registradas por Mario Noe Pincus Volin